Declaración de American Honda sobre el retiro de los infladores de reemplazo desecados de Takata de bolsas de aire delanteras del conductor

  • El retiro involucra un tipo específico de inflador de reemplazo de Takata (PSDI-5D) que experimentó errores de fabricación en una fábrica de Takata.
  • Las reparaciones gratuitas para el retiro pueden comenzar inmediatamente en aproximadamente 1.1 millones de vehículos Acura y Honda en los EE. UU. mediante el uso de piezas de repuesto fabricadas por proveedores alternativos.
  • Honda tuvo conocimiento de una lesión relacionada con este defecto.

TORRANCE, Calif. – 12 de marzo de 2019 – American Honda retirará voluntariamente aproximadamente 1.1 millones de vehículos Acura y Honda en los Estados Unidos para reemplazar, de forma gratuita, los infladores de reemplazo desecados de Takata de bolsas de aire delanteras del conductor, que pueden romperse si la bolsa de aire se despliega en un choque. Los vehículos involucrados en este retiro se repararon previamente usando infladores de reemplazo desecados específicos de Takata (PSDI-5D) o módulos completos de reemplazo de bolsas de aire que contenían estos infladores, ninguno de los cuales estaba sujeto a retiro en ese momento. Esos infladores de reemplazo ahora se consideran defectuosos.

Inicialmente, Honda identificó un problema potencial después de un choque de un solo vehículo en el que estaba involucrado un Honda Odyssey 2004. La bolsa de aire delantera del conductor del vehículo se desplegó y el inflador de reemplazo de Takata PSDI-5D se rompió, lo que causó una lesión en el brazo del conductor. Una investigación posterior reveló que los infladores PSDI-5D fabricados en las instalaciones de Takata en Monclova, México, experimentaron errores en el proceso de fabricación que introdujeron cantidad excesiva de humedad en el inflador durante el montaje. La humedad dentro del inflador sellado puede causar una degradación acelerada del propulsor con el paso del tiempo, lo que deriva en una presión superior a la normal del inflador al desplegarse la bolsa de aire. Si una bolsa de aire delantera del conductor retirada del mercado se despliega en un choque, su inflador puede romperse, disparando potencialmente fragmentos de metal afilados al conductor y los pasajeros.

Honda anuncia este retiro para instar a cada propietario de un vehículo afectado a programar la reparación en un concesionario autorizado tan pronto como sea posible. Las piezas de reemplazo son de proveedores alternativos y están disponibles para comenzar las reparaciones gratuitas de retiro de inmediato, y el propietario del vehículo puede disponer de un vehículo de alquiler gratuito durante el día de la reparación o durante más tiempo si una pieza de reemplazo no está disponible temporalmente. La notificación por correo a los propietarios de los vehículos retirados comenzará a principios de abril de 2019. Los propietarios de los automóviles también pueden revisar el estado de retiro de sus vehículos ahora mismo en www.recalls.acura.com y www.recalls.honda.com o llamando al (888) 234-2138.

Como este retiro involucra infladores de reemplazo instalados en vehículos previamente sujetos a retiro, el número total de vehículos Honda y Acura afectados por los retiros de Takata no cambia con esta acción. El número total de infladores retirados se eleva a aproximadamente 21 millones en unos 12.9 millones de automóviles Honda y Acura que han estado sujetos o que en la actualidad están sujetos a ser retirados del mercado para el reemplazo de un inflador de bolsas de aire delanteras para conductores y/o pasajeros de Takata en los Estados Unidos. Además, aproximadamente 4,540 motocicletas Honda Gold Wing están sujetas a retiro para el reemplazo del módulo del inflador de la bolsa de aire de Takata. Ningún producto de motocicleta está involucrado en el retiro anunciado hoy.

Los modelos Acura y Honda incluidos en el retiro anunciado hoy (solo algunos vehículos específicos) son los siguientes:

  • 2003 Acura 3.2 CL
  • 2013-2016 Acura ILX
  • 2003-2006 Acura MDX
  • 2002-2003 Acura 3.2 TL
  • 2004-2006 y 2009-2014 Acura TL
  • 2007-2016 Acura RDX
  • 2010-2013 Acura ZDX
  • 2001-2007 y 2009 Honda Accord
  • 2001-2005 Honda Civic
  • 2002-2007 y 2010-2011 Honda CR-V
  • 2003-2011 Honda Element
  • 2007 Honda Fit
  • 2002-2004 Honda Odyssey
  • 2003-2008 Honda Pilot
  • 2006-2014 Honda Ridgeline

Podrá encontrar más información sobre el retiro de infladores de bolsas de aire, incluida una hoja informativa detallada, en www.hondaairbaginfo.com.

*** Una nota a los medios de comunicación sobre este problema***

Muchos en los medios de comunicación se han unido a nosotros para instar al público a revisar continuamente sus vehículos para los retiros abiertos y, si es necesario, tomar medidas inmediatas para completar la reparación. Agradecemos sinceramente el apoyo. Seguimos alentando a que incluya la siguiente información en su historia, además de la lista de modelos Honda y Acura afectados enumerados arriba:

Honda continúa instando a los propietarios de los vehículos Honda y Acura afectados por los retiros de los infladores de bolsa de aire de Takata a reparar sus vehículos en un concesionario autorizado tan pronto como sea posible. Las piezas de reemplazo están disponibles ahora para todos los modelos de Honda y Acura incluidos en el retiro de los infladores de bolsas de aire de Takata. El concesionario autorizado realizará las reparaciones apropiadas de forma gratuita. Si hay algún retraso en la reparación del vehículo afectado, los concesionarios de Honda y Acura están autorizados a proporcionar un vehículo de alquiler o préstamos gratuito hasta que se complete la reparación. Los propietarios de Honda y Acura pueden controlar el estado de retiro de sus vehículos en www.recalls.honda.com y www.recalls.acura.com o por teléfono al (888) 234-2138.

Honda sigue alentando la creación de una legislación estatal y federal que exija que cualquier retiro de seguridad pendiente se complete antes de que un vehículo pueda estar legalmente registrado en un estado, lo que aumentaría los índices de realización de todos los retiros de seguridad y, sin duda, salvaría vidas.